Torre de la Calahorra

La Torre de la Calahorra es uno de los monumentos más bellos y únicos de Córdoba, formando parte del entorno del Río, junto con el arco del Triunfo y el Puente Romano. Pasear por el entorno de la Calahorra es la forma de entender como era esta parte de la ciudad en época medieval.

Historia de la Torre de la Calahorra

En el siglo XII, cuando se construyó este edificio por parte de los musulmanes. Se encontraba en el exterior de las murallas de la ciudad para tener un carácter defensivo. Se creó menos de un siglo antes de la toma de Córdoba por parte de los cristianos y hoy en día alberga en su interior exposiciones temporales y permanentes que hacen énfasis en las tres culturas que dotaron de su carácter actual a Córdoba (cristianos, musulmanes y judíos).

Ubicación estratégica de la Torre

Pero quizás lo más interesante que debes saber de la Torre de la Calahorra es su ubicación dentro de la Córdoba actual, en un lugar privilegiado, en la orilla opuesta del río Guadalquivir. Puedes llegar a la Torre desde el casco histórico, cruzando la Puerta del Puente y atravesando de punta a punta el Puente Romano, que por norma general está lleno de turistas de todas las nacionalidades.

Miles de turistas llegan cada año a la Calahorra y se sorprenden con su gran tamaño y su externa dureza. Cualquier persona que vea las murallas que aún existen de aquella época medieval, puede darse cuenta de que era una fortaleza, una forma de crear la  sensación de seguridad que para defender Córdoba.

La Calahorra está construida con gruesa roca que garantizaba en el siglo XII la defensa del Puente Romano, que era la única vía de acceso a la ciudad califal desde cualquier punto al otro lado del Guadalquivir.

Exposiciones en la Calahorra

Si vitas la torre vas a poder disfrutar de varias exposiciones del Museo Vivo de al-Andalus. Mientras visitas las estancias que están dispuestas en varias plantas del edificio, vas a poder encontrar piezas de la época musulmana. Herramientas de medida (recreaciones), pinturas, tapices, etc…

En la segunda planta hay un par de maquetas muy interesantes. Una es de la Alhambra de Granada, hecha con mucho detalle. Otra de las maquetas que hay expuesta es la de la Mezquita de Córdoba, con la peculiaridad que es anterior a la conquista de la ciudad por parte de los Reyes Católicos. Lo que se puede ver es la Mezquita en su versión musulmana, sin las construcciones cristianas en su interior.

El Entorno del puente

Los tres monumentos principales de la zona han sufrido una gran restauración a lo largo de estos últimos años. Tanto el Arco del Triunfo, el Puente Romano y la Calahorra, ahora se pueden ver con una imagen más parecida a la que hubo te tener en época musulmana.

Pasear por el entorno del Puente y detenerse en la Torre de la Calahorra te permitirá zambullirte en una Córdoba de otra época, en la transición entre un mundo musulmán que ya languidecía y la potencia cristiana que la tomó para hacer de Córdoba la meca de las tres culturas.

Las vistas desde la Torre de la Calahorra

Otro de los atractivos de la Torre de la Calahorra son las vistas desde su terraza. A esta terraza se accede por una pequeña escalera de caracol, no apta para quien padezca de vértigo. Una vez en lo alto de la Torre tienes unas vistas espectaculares del Río, el Puente y el Casco Antiguo de Córdoba.

En resumen, la Torre de la Calahorra es uno de los monumentos que ver en Córdoba si decides venis a visitarnos, una visita muy recomendable.


Plano de situación