Cristo de los Faroles

El Cristo de los Faroles es una escultura que Fray Diego José de Cádiz mando construir al escultor Juan Navarro León. Es una estatua muy querida en la ciudad, y se encuentra en la plaza de Capuchinos. El enclave donde se sitúa este Cristo lo hace muy especial.

Donde está el Cristo de los Faroles

La Plaza de Capuchinos es el lugar donde se encuentra el Cristo de los Faroles. Es una plaza que conserva el empedrado original, cuando aún pertenecía al patio del Convento del Santo Ángel. Es un lugar en el que parece que se ha parado el tiempo, una plaza peatonal que aún conserva su imagen del siglo pasado.

Esta plaza cuenta con dos entradas peatonales y sus paredes lucen un encalado blanco como hace siglos. Junto con el empedrado del suelo, la imagen de la Córdoba antigua y el silencio que se respira, hacen que uno se remonte a épocas pasadas.

Lo que fue un patio de convento, se convirtió en plaza cuando se decidió abrir por dos de sus caras accesos peatonales y así unir dos de los barrios antiguos de la ciudad. Además del Cristo, en la plaza se encuentra la iglesia de la Virgen de los Dolores y la iglesia convento de Santísimo Ángel de Capuchinos.

Cuando se puede visitar

Al ser una plaza pública, se puede visitar todos los días a cualquier hora. Lo que siempre recomiendo es visitar la plaza de noche (si se dispone de tiempo). Al ser una plaza con pocas lámparas, la imagen del Cristo iluminado por sus faroles ofrece una estampa espectacular.

Curiosidades del Cristo

Su verdadero nombre es Cristo de los Desagravios y Misericordia y data de 1794. Lo que podemos ver ahora es el Cristo original, al que se le cambiaron los faroles en el año 1984. En la época de los años 50 se le instala la verja que podemos ver ahora. También sabemos que el pavimento de la plaza fue renovada en la misma época por el alcalde Antonio Cruz Conde.

Plano de situación

Cristo de los Faroles, 4 / 5 (1 votos)