Romería de Santo Domingo

Romería de Santo Domingo

La Romería de Santo Domingo se celebra este año el 24 de abril, con varias carrozas engalanadas para la ocasión, dan paso a las fiestas del Mayo Cordobés. Conoce con notros todos los detalles de ese día festivo.


Santuario de Scala Coeli

El Santuario de Santo Domingo Scala Coeli está a tan solo 5 km de la capital, en plena sierra de Córdoba. En esta Ermita en honor de San Álvaro reina el silencio a diario, pero el día de la romería se llena de cantos y bullicio.

Romería en honor a San Álvaro

Esta romería se celebra desde hace más de 500 años en honor a San Álvaro, patrono de Cofradías y Hermandades de Semana Santa. Los organizadores son la Federación de Peñas Cordobesas y el Ayuntamiento de Córdoba.

Itinerario

El Itinerario habitual es esta romería comienza en el centro de Córdoba, donde se cortan algunas de las principales avenidas del centro para que puedan circular las carrozas engalanadas que llevan a los romeros. De hecho, es un pequeño avance de lo que veremos más adelante en la Batalla de las flores.

Tras el paseo por las calles de Córdoba, los romeros suben con sus carrozas adornadas de flores hasta el Santuario Scala Coeli, para hacer una entrega floral, una misa y una pequeña procesión por la zona.

A continuación, le sigue una fiesta de cantos y baile que dura hasta el atardecer, cuando es hora de regresar de nuevo a la ciudad.

Leyenda de San Álvaro


Cuenta la leyenda que el religioso Álvaro de Córdoba, allá por el año 1432, bajaba como era habitual a la ciudad a pedir para los pobres de su comunidad. En el camino encontró a un hombre semidesnudo, débil y con síntomas de pasar calamidades.

Albaro no dudó en envolverlo con su capa y subirlo hasta el santuario. Una vez allí, lo dejo en la entrada y fue a avisar a sus compañeros para que lo ayudaran. Cuando llegaron y apartaron la capa, encontraron la imagen tallada de un Cristo crucificado, el Cristo de San Álvaro.

A partir de enconces comienza la tradición de esta Romería de Santo Domingo llegando hasta nuestros días.