Baños del Alcázar Califal

Baños Califales del Alcázar

Los Baños del Alcázar Califal son uno de esos monumentos pertenecientes al gran patrimonio que conserva Córdoba de su etapa musulmana. Aquí se reunían tanto hombres como mujeres, puesto que para su religión el hammam o baño público era una actividad de carácter ritual. Conoce todos los detalles de este monumento en Siente Córdoba.


Historia

Córdoba fue una de las ciudades califales que contaba con un mayor número de baños públicos, de hecho, diversos autores de la época asociaban el número de estos a la importancia de la ciudad. Este en particular fue mandado construir por al-Hakam II entre los años 961 y 976. Formaba parte del Alcázar Andalusí de la ciudad y sufrió numerosas reformas a lo largo de los siguientes siglos.

Descubrimiento y puesta en valor

Ahora sabemos que su descubrimiento fue hacia el año 1691, cuando se disponían a excavar para hacer los cimientos de alguna construcción en el Campo de los Santos Mártires. Pero no se llegó a poner en valor hasta que, en 1961, cuando se ordena una excavación de la zona por Don Félix Hernández y Don Rafael Castejón.

Tras la realización pormenorizada de las excavaciones y el estudio de todos los restos que iban apareciendo, en 2006 se acaba inaugurando el Museo de los Baños del Alcázar Califal para que los visitantes puedan contemplar el edificio y entender más sobre la cultura musulmana de esos años.

Museo de los Baños Califales

El Museo está dividido en varias salas, empezando por el Vestíbulo, el Baño Andalusí, La sala Fría, así hasta llegar a la caldera y el horno. Estos son los detalles de algunas de sus salas:

Vestíbulo

Comienza la visita al museo en el vestíbulo, donde nos recibirán y nos darán una breve introducción histórica del sitio, a partir de paneles ilustrativos y maquetas de la ciudad durante el período del Califato.

A partir de ahora, comenzaremos a conocer la importancia del hammam en el mundo islámico, así como el desarrollo que ha experimentado a lo largo de los siglos. Y el ejemplar más destacable es este particular baño, que perteneció al Alcázar Califal de la Córdoba.

Sala de Audiovisuales

La segunda fase de la visita corresponde a la sala de audiovisuales, donde disfrutaremos de la proyección de un cortometraje que complementa la información recibida en la sala del museo.

El vídeo dura algo más de cinco minutos y aborda la importancia del hammam para el Islam, sus orígenes y su desarrollo. Destaca la necesidad de preservar este tipo de edificación, para fortalecerla en el futuro.

Baño Andalusí


Ahora pasamos a una pequeña sala donde nos familiarizaremos con el mundo de los Baños Andalusís. Un aspecto importante del baño es el ritual de limpieza, en el que las personas oran mientras se lavan diferentes partes del cuerpo.

Además, el baño no solo es bueno para la higiene física sino también para la salud mental, ya que es un lugar de recreación e interacción social. Lo podemos ver en su arquitectura, agrupada y aislada del exterior.

Baño Califal

En las siguientes salas conocemos cómo se construía el hammam en época califal, su estructura y sus distintas dependencias y seguimos aprendiendo sobre los ritos de purificación y saneamiento antes mencionados.

Como podemos ver en el mapa, esta zona consta de tres salas principales: una sala fría, una sala de agua más templada y una sala de agua caliente. La habitación más grande y lujosa es una habitación cálida y un lugar para reunirse y relajarse. La última cámara corresponde a la cámara de agua caliente.

Jardín Andalusí

Después de pasar por las distintas salas y baños, volvemos al vestíbulo de entrada para hacer un recorrido por las salas de la zona oeste del museo. A continuación, entramos en la sala destinada al Jardín Andaluz, presidida por un gran cuadro que es una reproducción excepcional del jardín de una taifa.

Sabemos que el jardín típico andalusí pretendía reflejar la idea del paraíso, con una gran fuente en el centro. En esta época se promueven con fuerza factores como las técnicas de riego o la agricultura de regadío.

El Baño Taifa

A continuación, en la sala del Baño Taifa se pretende mostrar el desarrollo arquitectónico de los baños durante la época de taifas. Las características principales del edificio, la posible decoración de este espacio, su función política… se expresan en términos coloquiales.

De especial interés es la maqueta colocada en el centro de la estancia, que reproduce con detalle los dispositivos del baño que estamos visitando.

Baño Almohade

En la penúltima sala de esta visita, podemos ver la última gran ampliación de los baños, que tuvo lugar en época almohade y se encuentra junto a los antiguos baños califales y el mencionado salón de recepciones. Junto al antiguo horno de época califal se encuentra la sala de agua caliente, cubierta por una bóveda de cañón atravesada por un lucernario en forma de estrella.

Caldera y Horno

Concluya la visita a los Baños Califales en el espacio encargado de generar el calor y agua caliente, necesarios para el funcionamiento correcto de los baños.

El cuadro ilustrativo, apoyado por numerosas frases que simulan calor y fuego en una caldera, muestra los mecanismos utilizados y las partes en las que se dividen. Todo está diseñado para que la temperatura de las diferentes estancias se mantenga constante.

Como visitar los baños


Puedes visitar los Baños Árabes del Alcázar Califal en la Plaza Campo Santo de los Mártires, a tan solo 100 metros de la Mezquita y muy cerca del Alcázar de los Reyes Cristianos.

El Horario de apertura en invierno es de 8:30 a 19:30h. de martes a sábados.

Los domingos solo abre por la mañana y los lunes está cerrado.

El Horario de apertura en verano es de 8:30 a 15:00h. de martes a sábados.

Los domingos cierra media hora antes y los lunes está cerrado.

Los precios para visitar esta instalación son muy económicos. El precio para adultos es de 3€, estudiantes 1,5€ y los niños no pagan entrada hasta los 13 años.