Calleja de los Arquillos

La Calleja de los Arquillos es un lugar con una terrible leyenda. Se encuentra en el barrio de la catedral, por lo que puedes visitarlo si estás cerca de la Mezquita-catedral.

Cuando Córdoba era la capital del Califato Andalusí, se producen unos hechos que derivan en leyenda, la de los siete Infantes de Lara. Esta leyenda cuenta como Gonzalo Gustos viajó a la capital para que lo recibiera Almazor. En realidad se trataba de un engaño, cuando llegó fue apresado y se le mostraron las cabezas de sus 7 hijos decapitados.

No está claro si las cabezas las colgaron de los arcos de esta calleja, pero eso dice la leyenda. Más tarde, Gonzalo Gustos tuvo un hijo con una esclava musulmana, Mudarra, que años más tarde acabaría vengando la vida de su padre y la de sus siete hermanastros.

Entrada de la Calleja de los Arquillos

La Calleja de los Arquillos da acceso a la Casa de las Cabezas, una edificación típica de la era medieval con varios patios. Se cuenta que esta casa fue uno de los palacios de Almanzor, incluso se cree que fue el lugar donde estuvo preso Gonzalo Gustios.

Hoy es una casa museo donde puedes conocer toda su historia de este espacio singular.