Judería de Córdoba

Calles de la Judería de Córdoba

La judería de Córdoba es uno de los barrios más conocidos de la ciudad, su nombre se lo debe a qué era el barrio donde vivían los judíos entre los siglos XII y XV. Este es el barrio donde se encuentra la mezquita catedral de Córdoba, y sus principales calles son Romero, Almanzor, judíos, Tomás Conde, Deanes y la calle Manríquez.

Dentro de la judería de Córdoba puedes ver además de la estatua de Maimónides la sinagoga, la capilla de San Bartolomé, el zoco municipal Hola casa de Sefarad. También debes saber qué junto con el casco histórico de Córdoba, la Judería se declaró por la Unesco como patrimonio de la humanidad en 1994.

Historia de la Judería en Córdoba

La presencia de judíos en Córdoba ya está documentada desde los tiempos que los romanos. En la época musulmana fueron poco a poco trasladados hasta otras zonas de la ciudad, hasta que tuvieron que exiliarse en 1148 debido a qué almohades y radicales bebés llegados del norte de África prohibieran la religión judía en esta ciudad.

Años más tarde y tras la conquista de Córdoba por los Reyes Católicos, se delimitó una zona para los hebreos que seguían llegando a este lugar. Ese es el momento en el que se le da forma al barrio de la judería que conocemos ahora, cuyo edificio más importante es la Sinagoga de Córdoba, proyectada por Isaac Moheb.

Maimónides en la Judería de Córdoba

Características del Barrio Judío

El barrio judío en Córdoba se caracteriza por tener varias calles principales con el pavimento tradicional de granito y empedrado. Junto a estas calles derivan un laberinto de callejuelas que en ocasiones acaban en callejones sin salida.

Para identificar la judería de Córdoba en numerosos sitios podrás ver unas marcas metálicas en el suelo que lo delimita. Una de ellas está a los pies de la estatua de Maimónides.

Paseos por la Judería

El barrio de la judería de Córdoba, aunque está declarado como patrimonio de la humanidad no es un monumento en sí mismo. Es una zona que nos recuerda la arquitectura y no habla de las costumbres de los judíos en la capital.

Pasear por la q debería y hacer alguno de sus recorridos es entender el pasado histórico De Córdoba y sentirlo de alguna manera. Tanto en el concurso de patios como en las fiestas del mayo cordobés o en cualquier otra época del año, pasear por las calles de la judería es toda una experiencial.