Templo Romano

El Templo Romano es un monumento con el podemos admirar la grandiosidad de la ciudad en la época Romana. Está compuesto de 11 columnas, midiendo 32 metros de largo y 16 metros de ancho.

Su construcción data de mediados del siglo I después de Cristo. Los materiales empleados son en su mayoría mármol. Una de sus cualidades, es que se edificó en una zona con extremada pendiente, por lo que fue necesario construir una “terraza” con muros dispuestos en forma de abanico, lo que supone un avance arquitectónico muy importante para la época.

Si te preguntas qué ver en Córdoba, este es un monumento que se ha puesto en valor recientemente. Tiene unas magníficas vistas, tanto de día, como por la noche con una magnífica iluminación.

Curiosidades del Templo Romano

Lo que podemos ver en la actualidad del templo Romano es una reconstrucción que se realizó en los años 50 del siglo pasado. Para ella se construyeron piezas nuevas del monumento. Algunas de las columnas originales que no se encuentran junto al Templo se exponen en el museo arqueológico de Córdoba. Como curiosidad, podemos ver partes de una de las columnas adornando la Plaza de las Doblas.

Columna del templo Romano en la Plaza de las Doblas

Plano de situación

Templo Romano, 4.50 / 5 (2 votos)